México: noveno país receptor de IED


“¡Iniciamos la semana con buenas noticias! De acuerdo con UNCTAD, México subió cinco lugares en la atracción de IED a nivel global. Pasando del lugar 14 en 2019 al nueve en 2020.”


De este modo la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Luz María de la Mora, celebró este lunes el importante avance de México durante 2020 en materia de atracción de Inversión Extranjera Directa (IED).


En el Reporte Mundial de Inversiones 2021, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó que los flujos mundiales de IED se vieron gravemente afectados por la pandemia de COVID-19 en 2020, con un desplome del 35% a nivel mundial, a 1 billón de dólares desde 1,5 billones de dólares el año anterior. Los confinamientos causados por la pandemia ralentizaron los proyectos de inversión existentes, y las perspectivas de una recesión llevaron a las empresas multinacionales a reevaluar nuevos proyectos.


En 2020 los flujos de IED hacia Europa se redujeron 80%, mientras que los de América del Norte cayeron 40%. La caída de los flujos de IED en las regiones en desarrollo fue desigual: 45% en América Latina y el Caribe y 16% en África. Por el contrario, los flujos hacia Asia aumentaron un 4%, siendo Asia oriental la principal región receptora, que representó la mitad de la IED mundial en 2020.


Según datos de la OCDE, México se ubicó en el noveno lugar a nivel global entre los países con mayor recepción de IED, al recibir 29 mil 079.4 millones de dólares.

En la lista de los 10 países con mayor recepción de IED se encuentran:

  1. Estados Unidos (156 mil mdd)

  2. China (149 mil mdd)

  3. Hong Kong (119 mil mdd)

  4. Singapur (91 mil mdd)

  5. India (64 mil mdd)

  6. Luxemburgo (62 mil mdd)

  7. Alemania (36 mil mdd)

  8. Irlanda (33 mil mdd)

  9. México (29 mil mdd)

  10. Suecia (26 mil mdd)

El informe detalla que en 2019 México se ubicaba en la posición 14, con poco más de 34 mil millones de dólares recibidos de IED; y a pesar de tener una caída de 14.4%, la cifra superó a las del resto de los países, colocando a México en el noveno sitio. Además, México fue el principal destino de IED en América Latina en 2020.

También señala que la entrada de IED a México, fue relativamente resistente comparada con el resto de la región de Centroamérica. En 2020, la IED se concentró en las manufacturas (41% de la IED total): en las actividades relacionadas a la industria automotriz, que capturaron casi la mitad de las entradas a la industria sector, disminuyó 29%, debido a una menor producción mundial; mientras que la fabricación de componentes informáticos y electrónicos, así como de maquinaria y equipo registraron aumentos positivos de 50% y 113%, respectivamente, en respuesta a los picos en la demanda de los Estados Unidos.

A pesar de que durante los primeros tres trimestres del año las entradas de IED en la producción de equipos y suministros médicos aumentaron un 20%, las cifras aún son pequeñas con respecto a los flujos totales del país. Sin embargo, es muy probable que estas crezcan y que la entrada en vigor el 1 de julio de 2020 del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) tenga un efecto amortiguador sobre las entradas de IED a través de su posible impacto en el costo laboral de la fabricación en México.


La OCDE espera que los flujos mundiales de IED toquen fondo en 2021 e inicien su recuperación con un aumento del 10% al 15%. Sin embargo, la recuperación de la IED será desigual. Se espera que las economías desarrolladas impulsen el crecimiento mundial de la IED, tanto por la fuerte actividad de fusiones y adquisiciones transfronterizas como por el apoyo a la inversión pública a gran escala.


La recuperación dependerá en gran parte del ritmo de recuperación económica y la posibilidad de recaídas pandémicas, el impacto potencial de los paquetes de gastos de recuperación sobre la IED y las presiones políticas. Algunos factores exógenos críticos incluyen la fortaleza de la recuperación económica en China y sus vecinos, el impacto del impulso fiscal en los Estados Unidos para modernizar la infraestructura y apoyar las industrias verdes y cambios en las condiciones monetarias y financieras mundiales.


La IED global en 2021 todavía quedará un 25% por debajo de su nivel de 2019 y más del 40% inferior a su pico reciente en 2016. No obstante, se espera que en 2022 exista un aumento adicional que podría ubicarla en niveles de 2019 de 1.5 billones de dólares.


Lee el informe completo aquí.


Fuentes: OCDE, Gobierno de México, Milenio

59 vistas

Entradas Recientes

Ver todo